Irina Parra

Los bastoncillos, a diferencia de los cepillos, tienen una vida útil muy corta. Es por esto que la cantidad que se deshecha cada día es muy alta. Según un estudio realizado por Surfrider, el 80% de los residuos encontrados en playas eran plásticos, especialmente bastoncillos y bolsas de plástico. Por eso, la Unión Europea ha decidido prohibirlos para 2021 junto a otros utensilios como los cubiertos y pajitas de plástico.

Una alternativa positiva son los bastoncillos 100% biodegradables de NaturBrush. Están compuestos por algodón orgánico y bambú, además, cuentan con el certificado GOTS (Global Organic Textile Standard). Cada caja incluye 100 unidades. Como todos nuestros productos son veganos y cuentan con los certificados necesarios, entre ellos PETA.

Con un gesto tan pequeño estarás evitando generar más residuos. Además, los bastoncillos tienen muchos usos: limpiar tus oídos, perfeccionar el resultado de tu laca de uñas, cuidar el teclado de tu ordenador, etc.

¡No te quedes sin los tuyos!

Bastoncillos NaturBrush. Foto: César Más.