Irina Parra

La esponja de NaturBrush está hecha de konjac, una planta asiática compuesta en gran medida por agua y minerales. Es biodegradable y orgánica, totalmente natural, vegana y apta para todas las pieles.

Nuestra esponja limpia tu piel en profundidad y la renegara eliminando células muertas y es uno de los grandes aliados de la cosmética coreana. Gracias a su suavidad y los dos tamaños disponibles se puede utilizar en cuerpo y cara para bebés y adultos.

Esponja NaturBrush tamaño pequeño.

Del konjac se obtienen también comestibles como arroz o noodles, conocidos por su alto contenido en fibra y por ser bajo en calorías.

Utilizarla es muy sencillo, pero se debe tener cuidado. En primer lugar, en seco es rugosa y áspera, por lo que hay que humedécela durante unos segundos hasta que se reblandezca, verás que aumenta su tamaño cuanto más tiempo pasa en contacto con el agua. Cuando hayas acabado debes aclararla, escurrirla y dejarla secar para que con el paso de unas horas pierda la humedad y vuelva a su forma original.

Desde NaturBrush te recomendamos incluirla en tu rutina de belleza al menos una vez al día (preferiblemente de noche), con masajes circulares y acompañada del limpiador que utilizas normalmente. No olvides que la composición de los productos de tu rutina de puede hacer que el proceso de degradación comience antes.

Mimar tu piel no está reñido con cuidar el medioambiente.