Etiqueta: salud

Cambia tu vida en veintiún días

En el Día Mundial de la Nutrición hemos entrevistado a Arantxa Areta, health coach, sevillana e hija de padre vasco y madre catalana y que actualmente vive en Ibiza. Con 16 años empezó a viajar por el mundo trabajando como modelo. Ahora su vida es totalmente distinta, con casi 35 mil seguidores en Instagram ha escrito un libro de recetas y ofrece un curso de 21 días para la reeducación de hábitos donde enseña todo lo que ha aprendido sobre salud. Afirma que la cocina le apasiona desde pequeña y que para ella era una forma de compartir el amor.

Arantxa Areta. Fotografía cedida.

¿Cómo surgió la idea de publicar “La cocina de Areta: las recetas de mi familia adaptadas a la alimentación alta en grasas”? ¿Algún día imaginaste que publicarías un libro así?
Llevo escribiendo mis recetas desde que tengo siete u ocho años en un cuaderno. Siempre he sido muy ‘cocinillas’ y siempre he tenido la ilusión de escribir un libro. Después empecé a cocinar desde esta nueva perspectiva, una alimentación alta en grasas. La verdad es que estaban las ganas, pero el motor han sido las personas que me siguen en redes y las ganas que yo tenía de cocinar sin hidratos para mantenerme saludable. Quería compartir mi estilo de vida, a mí me ha ayudado mucho a sentirme bien.

Antes te dedicabas al mundo de la moda y la imagen, ¿ahora mismo en qué te mueves?
Me he hecho socia de Ringana porque me gusta mucho la cosmética natural, pero mi proyecto es el curso de reeducación de hábitos saludables, es lo que he creado y acompaño a las personas a que cambien su estilo de vida, o por lo menos lo intenten. Es el programa de 21 días, donde entra la alimentación, meditación, cosmética, hábitos como aprender a descansar y tener un sueño reparador…Son muchas pautas que voy compartiendo para que otras personas tengan más información. Por eso comparto NaturBrush también, por ejemplo, a mí me ha servido y creo que es beneficioso.

Portada de su libro. Fotografía cedida.

¿Cómo ha cambiado tu vida?
Ha sido un cambio muy grande, yo vengo del mundo de la moda y mi interés era más bien estético al principio. Siempre he sido muy ‘hierbas’ y me ha gustado aprender. Lo más grande que he hecho ha sido el curso de 21 días; crear el contenido y volcar lo que he aprendido en años de formación, darle forma e imagen…

¿Cómo funciona el programa de 21 días?
Es un curso online. Hacemos una consulta inicial y después en un grupo cerrado compartimos información. Nos reunimos semanalmente para hablar todos juntos, preguntar, etc. Es algo muy experiencial y mi intención con los demás es acompañar y compartir.

Ahora estoy formándome como terapeuta corporal integrativa y estoy tratando muchas cosas. Ayer en el grupo trabajamos la exigencia y la comparación. Hay un trabajo físico, emocional, mental y energético. Es muy bonito y gratificante cuando te vuelven a escribir después de un tiempo.

En tu perfil se nota el cariño y apoyo de la gente…
Tengo mucha suerte con la gente que me sigue, la verdad. No tengo una estrategia detrás y nunca la he tenido, siempre lo comparto todo tal cual lo siento, si me levanto con la cara hinchada es lo que hay y lo saco. La gente que está conmigo está porque les gusta e interesa. Hay gente muy fiel, están desde el comienzo y han hecho grandes cambios. Mi experiencia para ellos ha sido motivación, un incentivo, y lo comparten conmigo y eso es maravilloso.

El curso y el libro nacen del concepto que he creado, la cetobiótica. Vengo de la macrobiótica y la que he combinado con la cetogénica. Me encanta porque además la gente utiliza la palabra cuando me etiqueta.

¿Cómo cambió tu visión de la vida tu experiencia en Tailandia?
Para mí Tailandia significa un lugar donde estar en contacto conmigo y donde me formé en masaje tailandés y otras dinámicas corporales. Viví allí dos años en total y sigo yendo todos los años, voy de tres a cinco meses. Tailandia me conectó con la meditación y la necesidad de estar conmigo, al silencio. Yo era muy extrovertida, muy hacia fuera.

Voy a un monasterio hacia el norte y me aparto. También fue profundamente inspirador en la cocina, hay platos en los que utilizo hierbas aromáticas de allí, por ejemplo. Mi maestro de alimentación cetogénica lleva 35 años yendo allí y fue la primera vez que la probé. Dio un rumbo diferente a mi vida.

¿Qué te impulsó a cambiar tu estilo de vida?
Realmente fue un golpe emocional por una relación. Me hizo ver que no sabía gestionar mis emociones y que iba con el piloto automático, acelerada y desconectada de mí, estaba sufriendo. Ahí empecé la terapia, fui a Tailandia y empecé a trabajar en el autoconocimiento. A veces nos conectamos con el sufrimiento, la pesadez, tenemos que ver desde dónde hacemos las cosas…Esto fue en el año 2010. Hay tres patas que no se pueden obviar: alimentación, meditación y trabajo emocional. Cada uno puede ir por donde vibre.

Uno de los lemas de NaturBrush es “convertir pequeños gestos cotidianos en gestos sostenibles” porque todas las acciones cuentan. ¿Qué opinas de nuestro proyecto?
Me parece una maravilla, hay mucho que abordar, pero el plástico es uno de los grandes problemas y con consciencia, gestos diarios y sobre todo con el cambio de las grandes empresas en los materiales que utilizan, se puede conseguir. Es un proyecto honesto, comprometido, desde el corazón. No es el producto, es el mensaje. El producto es una parte comercial importante para sostenerse, pero imagina todos los cepillos de dientes de plástico que se arrojan, tenemos otro material y podemos hacer alternativas más sostenibles.

La sostenibilidad es femenina

Ana Genís.

En el Día Internacional de las Mujeres Rurales hemos querido entrevistar a una mujer que se hizo viral a través de un tweet publicado a principios de este año. ¿Sabes de quién hablamos?.

MªÁngeles Rosado Peinado es mujer y agricultora, la falta de oportunidades hizo que comenzará a trabajar junto a su marido en una explotación agropecuaria en Sayatón, un pueblo de Guadalajara.

¿Te consideras Mujer Rural? ¿Por qué?
Siempre me he considerado una mujer rural por mis orígenes y mi vida
actual. Soy de un pueblo de Ciudad Real, Pedro Muñoz. Mi familia
siempre ha vivido de la agricultura y la ganadería, mi padre era pastor de
oveja manchega y desde niña he ayudado en las tareas agrícolas de
nuestra familia. Mis primeros trabajos desde adolescente fueron
vendimiando la uva y la aceituna, y actualmente soy agricultora
profesional junto a mi marido. Tenemos una explotación de cereal y olivar
en La Alcarria. Me gusta vivir en el pueblo y disfrutar de la calidad de
vida que ofrece, a pesar de la falta de servicios y oportunidades.

¿Tienes algún referente femenino en tu profesión? ¿Por qué es un
referente para ti?

Mi madre es un referente para mí. Recuerdo cómo trabajaba en el
campo y al tiempo llevaba la casa y nos cuidaba a todos, ya que éramos
siete en casa. Y muchas mujeres que conozco que colaboran en las
tareas agrarias sin que se las de visibilidad, como si su trabajo fuera solo
algo complementario.

El éxodo rural es claramente una consecuencia de muchas causas.

¿Cuál de estas dos formulaciones te parece más veraz? ‘El éxodo rural es una causa’ o ‘El éxodo rural es un consecuencia’.

El éxodo rural es claramente una consecuencia de muchas causas. Ha
habido una falta de interés a nivel político de invertir en nuestras zonas
para garantizar en ellas los mismos servicios y oportunidades que en
otras. Se ha ido recortando en servicios sociales, sanidad, educación y
en oportunidades laborales, mientras se propiciaba una tendencia a la
concentración de población y de servicios en las zonas urbanas.


Los habitantes del mundo rural no podemos ser valorados en términos
absolutos, en número de población o en participación al PIB. Hacemos
grandes aportaciones a la sociedad que no están cuantificadas en
términos económicos.

Un reciente estudio de las Naciones Unidas revelaba que las mujeres son más sostenibles que los hombres ¿Podrías adivinar cuáles son las razones de este hecho?

Las mujeres tradicionalmente hemos estado dedicadas al cuidado de las
personas y el entorno. Somos más sensibles y conscientes de la
gravedad del estado del medio ambiente, y de las consecuencias que
esto está teniendo en las generaciones actuales y va a tener en las
generaciones futuras. Creo que las mujeres tenemos la capacidad y la responsabilidad de liderar los cambios. Pensamos en el mundo más como una casa común que en su rentabilidad económica.

…hay que hacer pedagogía en el reparto de los roles para alcanzar la plena corresponsabilidad de las tareas y la vida profesional entre hombres y mujeres.

¿Estás familiarizada con el término eco-feminismo? ¿Qué piensas de esta teoría?
Vivo en constante contacto con la naturaleza, trabajo con ella y vivo de
ella. Una de mis premisas en la vida es cuidar y mantener nuestro
entorno natural como algo vital para nosotros y para las generaciones
venideras.

Por otro lado, como mujer siempre me reivindico como un igual, y trabajo
codo con codo y en equipo con cualquier otra persona, con
independencia de su sexo. Siempre he sentido el respeto y la
colaboración de los compañeros de la población.
Aunque sí que es cierto que hay que hacer pedagogía en el reparto de
los roles para alcanzar la plena corresponsabilidad de las tareas y la
vida profesional entre hombres y mujeres.

¿Conoces a Greta Thunberg y su lucha? ¿Cuál es tu opinión al
respecto?

Sí claro, ya la conocemos todos. Por supuesto, las generaciones más
jóvenes tienen algo que decir en una situación que afecta a sus vidas
tan gravemente como la que está generando el Cambio Climático. Más
cuando los responsables políticos de más edad parece que no se los
están tomando en serio.

Es importante que jóvenes como Greta Thunberg, Emma González, Blair
Imani, Shamma Al Mazrui o Malala Yousafzai sean visibles y estén
presentes en nuestra sociedad, para que los más jóvenes tomen
conciencia de su labor y responsabilidad en los grandes retos de nuestra
humanidad y que la solución también está en ellos.

¿Cuál es el futuro del medio rural según tu punto de vista?

El medio rural, en tanto en cuanto es imprescindible para el medio
urbano, debería experimentar un punto de inflexión en cuanto a su
consideración y cuidado.

La concentración en las áreas urbanas también merma la calidad de
vida de los ciudadanos, y ya hay mucha gente que querría volver a vivir
en un pueblo, que les puede ofrecer tranquilidad, silencio, aire limpio que
protegerá su salud, alimentos de proximidad mucho más saludables,
paisajes que llenan el alma al ser contemplados.

Muchas gracias por aceptar esta entrevista y compartir tu opinión sobre temas tan importantes como es el cambio climático. El equipo de naturbrush te desea lo mejor en tus próximos proyectos. Feliz Día de la Mujer Rural. ¡Sonrisa Feliz! ¡Planeta Feliz!

Tu sonrisa, tu mejor terapia

Irina Parra

Ayer fue el Día Mundial de la Sonrisa y queremos que luzcas la mejor que tengas. Por eso vamos a hablar sobre la risoterapia, algo que todos podemos practicar todos en nuestro día a día y que mejora nuestra salud. Existen centros especializados en esta terapia y también es posible encontrar ejercicios en Youtube.

Sonrisas de los participantes de nuestro sorteo. Fotografía: Ana Genís.

La risa es natural, innata e internacional y nos ayuda a comunicarnos con los demás. Cuando nos sentimos más cansados o tristes, una anécdota, un chiste o una situación graciosa nos saca una sonrisa y nos hace desconectar al instante.
La risoterapia mejora nuestro bienestar induciendo la risa, ya que consigue que esta fluya de manera natural. Se puede conseguir mediante diferentes métodos y tiene beneficios físicos, psicológicos y sociales para quienes lo practican y se ha incluido como complemento a terapias médicas tradicionales en clínicas y hospitales, también infantiles.


“La risa es, por definición, saludable”

Doris Lessing

En el Antiguo Imperio Chino hace 4000 años existían templos donde la gente se reunía para reír, al igual que en India. En Europa los primeros datos sobre la risoterapia se pueden enmarcar en la Edad Media.

En cuanto a sus beneficios, algunos son: ejercita algunos músculos del estómago, fortalece el sistema inmunológico, entra más aire a los pulmones, libera endorfinas, produce adrenalina, nos ayuda a estar más positivos, calma nuestros miedos, etc.

En NaturBrush hemos conocido el centro Camino Blanco, en València, y hemos hablado con su fundadora, Carmen Vicente, quien lleva muchos años practicando y enseñando esta terapia tan positiva y saludable.

¿Qué es para ti la risoterapia?
El humor siempre ha sido una tabla de náufrago en mi vida, por ello decidí formarme en Risoterapia en Salud Inteligente (Barcelona). A partir de ello quise crear mi propio método terapéutico, lo hice en un grupo experimental y fue muy divertido, desde entonces imparto la terapia del humor método Camino Blanco.

¿Cuándo decidiste dedicarte a ella?
En un momento de mi vida en que tuve una crisis personal, pensaba que sabía todas las respuestas y me cambiaron las preguntas. Entonces me reinventé desde el humor. La terapia del humor nos enseña a transformar los pensamientos para resolver los conflictos con buen humor y crear nuestra propia felicidad. Ser terapeuta del humor es transitar y transmitir una filosofía en la que me hago responsable de mi presente. Una actitud frente a la vida, frente a ti mismo, frente a las relaciones, que engloba todos los aspectos, características y formas de vida.

Actuar con coherencia, con responsabilidad, respeto, compasión hacia ti mismo y hacia el otro, ser positivo sin pasarse, sin caer en la manía, ser optimista. Vivir de otra manera, con dignidad, haciéndote cargo de tus palabras y de las consecuencias que puedan tener, asumiendo y reparando si hace falta. Hacernos cargo de nuestra autoestima y no dejarla en manos de los demás.

Carmen Vicente en la inauguración del Centro de Gestión de Emociones.

¿Qué beneficios puede aportar tu método?
Transitar desde esta filosofía de vida nos lleva a una meta en la que los resultados sean un ganar/ganar, gana el que la práctica y las personas con las que se relaciona. Nos relacionamos desde el humor y el amor.

¿En qué consiste el curso de terapia del humor y risoterapia Camino Blanco?
La Terapia del Humor – método Camino Blanco ®, es un taller de desarrollo personal en el cual aprendes a descubrir y potenciar la fuerza del buen humor para vivir una vida positiva y plena. El taller consta de 24 sesiones de 2 horas que se imparten de modo semanal o intensivo durante 6 meses.

Uno de los lemas de NaturBrush es “convertir pequeños gestos cotidianos en gestos sostenibles” porque todas las acciones cuentan. ¿Qué opinas de nuestro proyecto?
Me parece una concienciación necesaria, un proyecto muy bonito, casualmente mi nieta tiene un cepillo de vuestra marca y con él le transmitimos nuestra ocupación en esos pequeños gestos sostenibles. Enhorabuena por vuestro proyecto y mucho ánimo, sin duda las sonrisas que alimentáis hacen un planeta más feliz.

Gracias por confiar en NaturBrush. Os animamos a practicar la risoterapia para sonreír cada día un poco más.

¡A reír!

Bibliografía
López Conesa, C. (2019). ¿Qué es la risoterapia y qué beneficios nos reporta?. Retrieved 4 October 2019, from https://www.cuerpomente.com/psicologia/desarrollo-personal/que-es-risoterapia-que-beneficios-nos-reporta_956

Plaza Carmona, M., & Martínez González, L. (2019). La risoterapia como complemento a otras terapias médicas. Revista Enfermería Cyl, (Vol 7 – N1 (ISSN 1989-3884), 73-77.

Risoterapia | Todo sobre la risoterapia o terapia de la risa. (2019). Retrieved 4 October 2019, from https://www.risoterapia.es

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén